Ruta entre Barbaruens y Seira

Excelente día primaveral para  la práctica  senderista,  soleado y con  buena temperatura. El recorrido de hoy, 4 de mayo de 2016, lo hemos hecho siguiendo un pequeño tramo del GR-15 (unos siete kilómetros), entre los pueblos de Barbaruens y Seira, pasando por San Pedro de Tabernas, lugar donde se ubicó un antiguo monasterio fundado allá por el siglo IX o antes incluso.

El paseo matinal ha dado comienzo en Barbaruens y después de un acusado descenso hemos llegado a la palanca del Cercadero, que cruza el barranco o Aigüeta de Barbaruens, para luego continuar por una cómoda y bonita senda hasta los prados de San Pedro de Tabernas. Desde este lugar, y siguiendo por el GR-15, hemos ascendido hasta el alto de La Cruz por una zona de margas y esquistos muy erosionada, que nada tenía que ver con el paisaje pisado y que habíamos disfrutado hasta entonces, para luego descender al pueblo de Seira y acabar el recorrido en lo que es el nuevo poblado en la margen izquierda del río Ésera. Una exuberante vegetación de una gama de colores verdes es el paisaje que nos ha acompañado durante la jornada, todo ello coronado por unas cumbres nevadas que están por encima de los 2500 m, aproximadamente.

Barbaruens. Caminantes de alpargata
Barbaruens. Caminantes de alpargata

 

La ubicación de Barbaruens es estrictamente defensiva, sobre un destacado promontorio, a media ladera de un profundo y escarpado valle fluvial dando la sensación de hallarse colgado. Este valle, por cuyas profundidades discurre la Aigüeta,  hace unos 30/40 mil años, durante el  Pleistoceno, se hallaba recubierto por una lengua glaciar descendente desde el circo de Armeña, donde se albergaba un modesto glaciar, que erosionó y esculpió este agreste valle con el típico perfil en forma de V. El valle limita por el norte con las estribaciones de la sierra de Chía, donde sobresale La Cazanía, una zona de profundos bosques y de gran extracción maderera durante el pasado siglo; el macizo de Cotiella, con picos y altitudes que superan con creces los 2500/2700 m (Pico Cotiella, 2912 m) envuelve al valle por sus lados oeste y sur; abriéndose el  valle, en su descenso por el lado este,  hasta topar con el río Ésera en su salida del Congosto de Ventamillo, justo en la estribaciones de los montes que vienen a conformar  el Tozal de Baciero (2115 m).

 

Barbaruens
Barbaruens

 

Barbaruens. La Cazanía. Punta de Chía
Barbaruens. La Cazanía. Punta de Chía

 

Valle de Barbaruens. Al fondo Baciero
Valle de Barbaruens. Al fondo Baciero
Barbaruens. Pico Reduno
Barbaruens. Pico Reduno

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Barbaruens, cuyo casco urbano se halla articulado en torno a una única calle, destaca la iglesia parroquial de San Félix (siglo XVIII). Esta iglesia ha sido restaurada hace unos pocos años por los vecinos del pueblo, con unos buenos resultados.

 

Barbaruens
Barbaruens
Barbaruens
Barbaruens

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Barbaruens. Iglesia parroquial
Barbaruens. Iglesia parroquial

 

Barbaruens. Iglesia parroquial
Barbaruens. Iglesia parroquial
Barbaruens. Iglesia parroquial
Barbaruens. Iglesia parroquial

 

 

 

 

 

 

 

 

Barbaruens. Iglesia parroquial
Barbaruens. Iglesia parroquial
Barbaruens. Iglesia parroquial
Barbaruens. Iglesia parroquial

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el interior de la iglesia, y en lugar preferente, se halla  la “reliquia de San Pedro” (un relicario en forma de brazo de plaza, que, se dice, contiene restos óseos del apóstol San Pedro). La historia de este relicario se remonta a finales del siglo VI, por haber permitido, el papa Gregorio, su traslado desde Roma a la Hispania de entonces. Fue el obispo de Zaragoza, Bencio, quien, huyendo de la invasión musulmana, transportó una serie de reliquias y tesoros sacros al monasterio de San Pedro de Tabernas, y, desde éste, a raíz de la desamortización de Mendizabal (siglo XIX), la “reliquia de San Pedro” acabó en el pueblo de Barbaruens para su custodia.

 

Barbaruens. Reliquia de San Pedro
Barbaruens. Reliquia de San Pedro

 

La bajada al barranco de la Aigüeta, así como el resto del trayecto hasta San Pedro de Tabernas, se efectúa por una estrecha senda que nos va deparando unos bellos y pintorescos paisajes sobre el valle, donde abunda la vegetación de todo tipo, tanto arbórea como arbustiva, destacando las coníferas, encinas y unos grandes quejigos, además de unos desarrollados arbustos de boj, que vienen a tapizar las laderas del barranco. Sobresalen también unas escalonadas y descendentes parcelas de prados para los pastos, donde todavía permanecen en pie alguna que otra vieja cabaña de piedra, ya fuera de uso.

 

Barbaruens
Barbaruens
Barbaruens
Barbaruens

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Barbaruens. Bajando a la Aigüeta
Barbaruens. Bajando a la Aigüeta
Barbaruens. Palanca del Cercadero
Barbaruens. Palanca del Cercadero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Barbaruens. Barranco de la Aigüeta
Barbaruens. Barranco de la Aigüeta
Barbaruens. Camino San Pedro de Tabernas
Barbaruens. Camino San Pedro de Tabernas

 

 

 

 

 

 

 

 

Crestas del Circo de Armeña
Crestas del Circo de Armeña
Camino de San Pedro de Tabernas
Camino de San Pedro de Tabernas

 

 

 

 

 

 

 

 

Camino de San Pedro de Tabernas
Camino de San Pedro de Tabernas
Camino de San Pedro de Tabernas
Camino de San Pedro de Tabernas

 

 

 

 

 

 

 

 

Llegamos a lo que antaño fue el antiguo monasterio de San Pedro de Tabernas, un lugar oculto entre montañas, otrora casi inaccesible, olvidado al día de hoy, pero que fue muy importante en el alto medievo, donde su Abad ejercía de señor gobernando estas tierras y se relacionaba con los caballeros y señores de la época.

San Pedro de Tabernas
San Pedro de Tabernas
San Pedro de Tabernas
San Pedro de Tabernas

 

 

 

 

 

 

 

 

Posiblemente, este monasterio fuera  fundado en época visigoda (hay datos que atestiguan su existencia en el siglo IX), y su nombre pudiera ser inicialmente el “de cavernas” (porque, al parecer, los monjes, inicialmente, habitaban una serie de cuevas que existían por los alrededores), habiendo declinado, con el paso del tiempo  a su denominación actual “de tabernas”. De este monasterio ruinoso, cuyo archivo se perdió, del que se tiene escasa memoria y con una leyenda en extinción, se sabe fue donado al monasterio de San Victorian en el siglo XI por el rey San Ramírez , y que, hasta principios del siglo XIII se venía celebrando en sus aledaños una importante feria ganadera y caballar, la cual fue trasladada a Graus por unos motivos económicos, demográficos o recaudatorios que bien aconsejarían a ello, nos estamos refiriendo a la Feria de San Miguel, que todavía perdura y  se viene celebrando a finales de Septiembre.

 

San Pedro de Tabernas
San Pedro de Tabernas
San Pedro de Tabernas
San Pedro de Tabernas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Del cenobio, tan solo queda en pie su iglesia, con advocación a San Pedro (restaurada en el siglo XVI). Sobre el dintel de la puerta de entrada, se halla la fecha de 1573 y el escudo de armas de los Mur, flanqueado éste por dos llaves que simbolizan a su titular, San Pedro. El templo es de planta de cruz griega, al que no hemos podido acceder a su interior. Este monasterio sufrió las consecuencias de la desamortización de Mendizabal (siglo XIX), y, actualmente, la iglesia, único elemento que permanece en pie, se halla en el interior de un recinto ganadero, siendo de propiedad privada.

San Pedro de Tabernas
San Pedro de Tabernas

 

 

San Pedro de Tabernas
San Pedro de Tabernas

 

Desde San Pedro de Tabernas. Baciero
Desde San Pedro de Tabernas. Baciero
San Pedro de Tarbernas al fondo. Crestas de Armeña
San Pedro de Tarbernas al fondo. Crestas de Armeña

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una  vez retomado el camino, que nos va a llevar a nuestro final en Seira, subiremos por una zona de margas y esquistos hasta alcanzar el alto de La Cruz, lugar donde se bifurcan el GR-15 y el PR-51 que conduce hasta Chía por el Congosto de Ventamillo por lo que es la margen derecha del río Ésera (precisamente, esta es una ruta que vamos a hacer próximamente).

 

Camino de Seira. Zona de margas
Camino de Seira. Zona de margas
Camino de Seira. Alto de la Cruz
Camino de Seira. Alto de la Cruz

 

 

 

 

 

 

 

 

Seira
Seira
Seira. Nuevo poblado
Seira. Nuevo poblado

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo que es el pueblo viejo de Seira, al abrigo del alto de La Cruz y antes de cruzar el río, es el típico de montaña, con sus calles estrechas y fuertes pendientes para poder desaguar bien. Destaca la iglesia de la Inmaculada Concepción, siglo XVI/XVII, de arquitectura popular.

 

Seira
Seira
Seira
Seira

 

 

 

 

 

 

 

 

Seira. Iglesia parroquial
Seira. Iglesia parroquial

 

Seira. Puente sobre el río Ésera
Seira. Puente sobre el río Ésera
Seira. Río Ésera
Seira. Río Ésera

 

 

 

 

 

 

 

 

Sobre el pueblo nuevo de Seira, levantado a principios del siglo XX, con motivo de las obras de construcción hidroeléctricas, haremos una reseña en una próxima ocasión.

Seira. Pueblo nuevo
Seira. Pueblo nuevo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena el capcha para publicar tu comentario. *