Valle de Bujaruelo

Ruta de ida y vuelta por el valle de Bujaruelo,  entre el puente de los Navarros y San Nicolás de Bujaruelo
10-jul-2018 – 15 km – Desnivel acumulado 540 m

 

Una visita al valle de Bujaruelo, alternando la pista —en perfecto estado— con la senda del GR-11 por el interior de un espectacular hayedo. El paseo tiene como eje central el río Ara, de frías, límpidas y bravas aguas que, en su batir contra las piedras del cauce y salvar el desnivel mediante pequeños y grandes saltos, emiten un constante y monótono susurro que nos ha acompañado durante todo el recorrido.

 

Valle de Bujaruelo
Valle de Bujaruelo

 

 

Una excursión recomendable, por un antiguo valle glaciar por el que descendió, hace unas decenas de miles de años, una potente lengua de hielo desde el macizo de Vignemale o Comachibosa (3299 m) y de los valles laterales de Ordiso y Otal, hasta los llanos de Planduviar en Sarvisé, superado el valle de Broto. Si  se presta algo de atención, pueden apreciarse restos del lateral de las morrenas sobre las laderas del espeso bosque.

 

Río Ara. Valle de Bujaruelo
Río Ara. Valle de Bujaruelo
Valle de Bujaruelo
Valle de Bujaruelo

 

 

 

 

 

 

 

 

El valle tiene la típica vegetación del piso montano húmedo, en el que se alternan las hayas y los abetos y el pino albar. Caminar por la senda del GR-11 es un placer, con el suelo casi almohadillado y bajo unas envolventes y copiosas hojas de las copas de los árboles que apenas dejan paso a los rayos de sol, donde proliferan los juegos de luces y sombras como si de un sinfín de brillantes piedras preciosas se tratara. El ambiente es húmedo y fresco pero relajante. Abundan también los serbales y los abedules, además de otros arbustos como los bojes y acebos. El nombre de Bujaruelo/Buxargüelo proviene de Boj (Buxus).

 

Hayedo en el valle de Bujaruelo
Hayedo en el valle de Bujaruelo
Río Ara. Valle de Bujaruelo
Río Ara. Valle de Bujaruelo

 

 

 

 

 

 

 

 

Estamos en lo que es un patrimonio natural, de gran riqueza ambiental, que debe preservarse dados sus altos valores de tipo geomorfológicos, ecológicos y paisajísticos. La autopista eléctrica de grandes torres que por aquí discurre, para el intercambio de energía con la vecina Francia, desentona notablemente con el paisaje. Durante la II República Española, se tenía previsto un paso fronterizo para unir el valle de Broto con Gavarnié dentro del por entonces llamado ‘Circuito Pirenaico’ que dependía del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones de la época; la construcción del túnel se desestimó en la pasada década de los años sesenta

 

Valle de Bujaruelo
Valle de Bujaruelo
Valle de Bujaruelo
Valle de Bujaruelo

 

 

 

 

 

 

 

 

San Nicolás de Bujaruelo es el punto de inflexión de nuestra excursión y desde aquí iniciamos el camino de vuelta, después de tomar una tapa en el refugio de montaña, lo que fue el antiguo hospital de peregrinos de la orden de los Hospitalarios, que hunde sus orígenes en el siglo XII.

 

San Nicolás de Bujaruelo
San Nicolás de Bujaruelo
Refugio de montaña. San Nicolás de Bujaruelo
Refugio de montaña. San Nicolás de Bujaruelo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Junto al refugio, se hallan las ruinas de la ermita de San Nicolás (siglo XIII), primer templo que hallaban los peregrinos tras haber cruzado el puerto de Bujaruelo (2273 m), un ancestral paso de ganado entre el valle de Broto y el país vecino, que también fue utilizado por peregrinos que iban a Santiago de Compostela, además de paso fronterizo en el que se desarrolló una intensa actividad clandestina de contrabando. El estado de la ermita: calamitoso; envuelta en abundante vegetación y que  bien merece una limpieza y mantenimiento adecuado, aunque solo sea por la historia acumulada entre sus paredes.

 

San Nicolás de Bujaruelo. Restos ermita
San Nicolás de Bujaruelo. Restos ermita

 

El puente de San Nicolás sobre el río Ara, de un solo ojo y  que facilita el paso de subida al puerto, siempre me ha llamado la atención por su compacto y robusto aspecto, que se remonta también a los siglos XII/XIII.

 

San Nicolás de Bujaruelo. Puente sobre el río Ara
San Nicolás de Bujaruelo. Puente sobre el río Ara
San Nicolás de Bujaruelo. Señal grabada en piedra
San Nicolás de Bujaruelo. Señal grabada en piedra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cerca de San Nicolás, junto a la pista de acceso, aún quedan restos de la inconclusa ‘Línea P’, una barrera defensiva militar, de unos 500 km, que se extiende a lo largo de la cordillera pirenaica y que se construyó entre los años 1944 y 1957. No llegó a entrar en servicio. En Aragón se desarrolló entre los valles de Zuriza y Benasque, en un intento de impermeabilizar la frontera y parar posibles invasiones foráneas. Hoy en día no tiene ninguna razón de ser, ni tampoco, creo, la tuvo en algún momento.

 

Instalaciones de la Línea P
Instalaciones de la Línea P

 

Valle de Bujaruelo
Valle de Bujaruelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena el capcha para publicar tu comentario. *