Ruta entre San Medardo y La Mellera

Ruta entre San Medardo (Benabarre) y el castillo de La Mellera, pasando por el Convento de Linares, el poblado ecológico El Aguilar y la Font Freda, siguiendo las marcas del PR-HU 131.
15-feb-19 – 15’77 km (ida y vuelta) – 417 m de desnivel acumulado

 

Un bonito paseo que nos llevará desde la ermita de San Medardo, perteneciente a Benabarre, hasta lo más alto de la sierra de La Mellera, un espléndido mirador desde donde se puede contemplar la cornisa pirenaica y los impresionantes relieves de los macizos de Cotiella, El Turbón y la sierra de Sis, además de una buena porción del viejo Condado de Ribagorza, con sus valles Malliense y Ariniense, en el interfluvio de los ríos Sabena (Isábena) y Nocharia (Noguera Ribagorzana).

 

En el mirador de La Mellera
En el mirador de La Mellera

 

San Medardo

Lugar de inicio de nuestra excursión. Un bonito y cuidado parque de recreo muy visitado por las gentes de Benabarre y otras muchas que vienen a pasar el día aquí. Destaca la ermita (siglo XVIII), con una curiosa forma octogonal y recubierta por un chapitel de lajas de pizarra. Junto al pequeño templo, que es el principal protagonista de este bello paraje, se halla el edificio que fue habitado por el ermitaño. Un impresionante nogal complementa el conjunto.

 

San Medardo
San Medardo
San Medardo
San Medardo

 

 

 

 

 

 

 

 

Un manantial de agua surge en el interior de esta coqueta capilla, protegido por una barandilla de hierro, saliendo su caudal al exterior por las bocas de dos cabezas de buey en bronce. (Dice la tradición que un buey desenterró, en este lugar, el arca que contenía las reliquias del santo y manó una fuente. Se dice que dichos restos fueron traídos por el ejército de Carlomagno al Condado de Ribagorza y que se depositaron en el cercano Convento de Linares, para luego extraviarse).

 

Fuente de San Medardo
Fuente de San Medardo

 

San Medardo (siglos V/VI), uno de los santos preferidos por los agricultores franceses. Fue obispo de San Quintín y de Noyón, al norte de Francia. (Según reza en uno de los paneles informativos: ‘Hace siglos, en tiempos de sequía, era costumbre traer la arqueta con el cuerpo del santo en procesión desde Benabarre y ponerla sobre el pozo del interior de la ermita mientras se realizaban rogativas de lluvia’. —algo muy parecido sucedía con las reliquias de San Victorián en épocas de sequía, que eran llevadas en procesión desde el Monasterio de San Victorián hasta la ermita de La Fuensanta, en Laspuña, en demanda de lluvias para el campo, pero, en aquel caso, la arqueta con las reliquias era sumergida en las aguas de la fuente durante los rezos y plegarias—).

 

San Medardo. Fuente de los bueyes
San Medardo. Fuente de los bueyes

 

Cogemos el Camino de El Coll, señalizado como GR-18, y en poco más de 700 metros nos encontraremos con las ruinas del Convento de Linares. Fue esta una importante vía de comunicación en tiempos del medievo, pues comunicaba Benabarre con Roda de Isábena, un nexo de unión entre el llano y la montaña.

 

Convento de Linares
Convento de Linares

 

Convento de Linares

Llegó a ser un monasterio muy floreciente; durante el siglo XVII se llegaron aquí a celebrar consistorios, capítulos y encuentros de varias congregaciones de los dominicos, a las que asistían sus personajes más representativos. Hoy en día es un despojo de lo que fue, totalmente arruinado e invadido por las zarzas, que hacen difícil el tránsito por su interior; queda muy poco de su esplendoroso pasado. ¡Una pena!

 

Interior del convento de Linares
Interior del convento de Linares
Interior del convento de Linares
Interior del convento de Linares

 

 

 

 

 

 

 

 

Debe su nombre al valle donde se ubica, denominado así por la cantidad de lino que aquí se cultivaba. Hay alguna referencia documental que data del siglo XIII, aunque fue en el siglo XV (en el año 1413) cuando los dominicos lo ocuparon, permaneciendo en él hasta su desamortización en la primera parte del siglo XIX. San Vicente Ferrer pernoctó en este lugar camino de Graus.

 

Convento de Linares
Convento de Linares

 

Este cenobio resulta ser un testigo mudo de la sociedad medieval y de su expansión religiosa, incluyendo unos dispersos sistemas ocupacionales en las casas aisladas de los alrededores, hoy llamados mases. Su contribución ayudó a la recuperación económica del territorio, haciendo posible que las gentes afluyeran y que en la cercana población de Benabarre se impulsara el progreso. Era un lugar de acogimiento y de hospitalidad para los viajeros y peregrinos que transitaban por los caminos en tiempos pretéritos —no olvidemos la importancia que tuvo la vía de comunicación donde se encuentra—, sirviendo, además, como lugar de estudio y cultural en cuyo recinto había una iglesia para poder encomendarse a Dios.

 

Justo en este convento, tomamos un camino a nuestra derecha para seguir las señalizaciones del PR-HU 131. En un principio es una pista, que nos llevará hasta un pequeño azud en el barranco de Catró, donde existió la toma de agua para Benabarre. Justo aquí cruzaremos el barranco por una estrecha pasarela de madera e iniciaremos una entretenida senda de subida por medio de un espeso bosque de pinos y carrascas, hasta alcanzar otra pista que, esta sí, nos acercará a nuestro destino final: La Mellera.

 

Azud en el barranco Catró
Azud en el barranco Catró
Senda de subida a la pista de La Mellera
Senda de subida a la pista de La Mellera

 

 

 

 

 

 

 

 

A medida que vamos ascendido, las vistas paisajísticas se van ampliando, vemos a lo lejos la sierra de la Carrodilla, el alto de San Quilez y las sierras del Montsec. En las estribaciones de esta sierra de Lagüarres donde nos encontramos, tenemos a nuestra derecha, en el sentido de subida, los llanos de Sagarras Altas y Sagarras Bajas, con el pueblo de Tolva en el fondo.

 

Sagarras Bajas
Sagarras Bajas

 

Antes de llegar al Poblado Ecológico El Aguilar, atravesamos las instalaciones de una granja de ganado ovino.  En el poblado ecológico hay unas cuantas construcciones asentadas desde principios de los años noventa de la centuria pasada, bastante separadas unas de otras. Aquí vive gente todo el año. Buenas vistas desde estas alturas en donde las nieblas no hacen acto de presencia  y domina la absoluta tranquilidad y el silencio, que solo es roto por el aleteo de algunas rapaces o el deambular de animales en estado salvaje.

 

Poblado ecológico El Aguilar
Poblado ecológico El Aguilar
Centenario roble en La Mellera
Centenario roble en La Mellera

 

 

 

 

 

 

 

 

Castillo de La Mellera

Un espectacular mirador a 1106 m de altitud, desde donde puede contemplarse una buena porción del territorio de Ribagorza, entre los valles de los ríos Isábena y Noguera Ribagozana, delimitados por su parte septentrional por una blanca cornisa pirenaica y una siempre espectacular sierra de Sis, y desde donde podemos relajarnos contemplando los relieves orográficos de los cercanos macizos de Cotiella y El Turbón.

 

El Turbón
El Turbón
Sierra de Sis
Sierra de Sis

 

 

 

 

 

 

 

 

Poco se sabe de esta fortaleza, que data del siglo XI y perteneció a Ramiro I, la cual, junto con el cercano castillo de Lagüarres, bien compartiría las labores de vigilancia o defensivas de la sierra. Estratégicamente estaba muy bien situado.

 

Lascuarre
Lascuarre

 

Prácticamente no queda nada, todo está derruido, aunque se aprecia claramente la ubicación del recinto, rodeado por un foso excavado en roca y los verticales escarpes. Tan solo queda un pequeño trozo de una vertical pared erigida sobre el abismo, a modo de testigo de lo que fue.

 

Castillo de La Mellera
Castillo de La Mellera

 

 

Superado el collado de La Font Freda, un lugar de paso de antigua cabañera, nos dirigimos a la cercana fuente con igual toponimia. Como su nombre indica, es un lugar frío y húmedo, donde todavía quedaba nieve helada de las nevadas caídas hace algunas semanas.

 

En la Font Freda
En la Font Freda
Farallones en la Font Freda
Farallones en la Font Freda

 

 

 

 

 

 

 

 

En resumen, una entretenida excursión para pasar la mañana, que nos viene a deleitar con unas exquisitas vistas panorámicas.

 

Las Maladetas. Pico de Aneto
Las Maladetas. Pico de Aneto

 

Ver también:

 

 

 

Powered by Wikiloc

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena el capcha para publicar tu comentario. *