Ruta entre Calasanz y Peralta de la Sal

Bonita ruta, efectuada el 7 de mayo de 2014, por la Comarca de La Litera, entre las poblaciones de Calasanz y de Peralta de la Sal, pasando por la ermita de la Ganza. Este recorrido, nos ha llevado a descubrir el entramado urbano de estos antiguos pueblos, así como de sus sus salinas, ya en desuso desde hace bastantes años. En Peralta de la Sal, pueblo natal de San José de Calasanz,  hemos conocido el santuario que lleva su nombre aunque no hemos visitado su interior lo cual dejamos para otra ocasión.

Comenzamos el paseo, recorriendo el antiguo caso de Calasanz, que todavía conserva algo de su pureza medieval,  con fachadas de antiguas casonas y señoriales de los siglos XVII y XVIII que nos demuestran la gran importancia que llegó a tener este lugar, el cual formó parte incluso del antiguo Condado de La Ribagorza.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
La típica foto antes de iniciar el recorrido
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Rincón de Calasanz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Portal de entrada con arco mixtilíneo
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Iglesia parroquial de Calasanz

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Con la iglesia parroquial como fondo, en Calasanz
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Vista desde Calasanz
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
La torre de la iglesia parroquial de Calasanz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como queriendo guarecer al pueblo, existe un pequeño cerro donde se ubicó un recinto fortificado, y, en el que destaca, la bella ermita de San Bartolomé, del siglo XIII

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Llegando a la ermita de San Bartolomé
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Calasanz. Ermita de San Bartolomé; siglo XIII

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Entrada a la ermita de San Bartolomé
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Interior de la ermita de San Bartolomé

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Vista del pueblo de Calasanz, desde la ermita de San Bartolomé

 

De camino a las antiguas salinas que, en su época, tuvieron una gran transcendencia, nos encontramos a la antigua fuente del pueblo y a su lavadero; ambos en mal estado, pues, la fuente ha sido afectada por el recrecimiento del camino y, suponemos, que al lado existiría el típico abrevador para los animales, y en lo que respecta al lavadero, al otro lado del camino, está en total abandono.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Lo que queda de la antigua fuente de Calasanz.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
El lavadero en un estado de total abandono, en Calasanz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después de fuente, encontramos el desvío que nos llevará, en primer lugar, al Pozo de Hielo, y posteriormente al salinar. (Sobre los Pozos de Nieve y Hielo, tengo hecha un reseña en este mismo blog, en lo que es Miscelánea – Nuestro patrimonio)

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Señal indicativa
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Pozo de Hielo de Calasanz
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Interior del Pozo de hielo en Calasanz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las salinas datan de época romana y cuando los musulmanes se tiene noticia de su explotación. Dejaron de usarse en la segunda mitad del pasado siglo XX.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Vista del salinar, desde la ermita de San Bartolomé
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Vista del salinar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Vista de la ermita de San Bartolomé, desde el salinar

 

A continuación, nos dirigimos hacia la población de Peralta de la Sal, famosa por sus salinares y que forman parte de su nombre, además de que fue el lugar natal de San José de Calasanz.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Camino de Peralta de la Sal, vista de Calasanz

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Pairón en el camino de Peralta de la Sal

 

A mitad de camino, entre Calasanz y Peralta de la Sal, nos encontramos con la ermita de La Ganza, que data del siglo XVII

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Señal indicativa
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Ermita de La Ganza

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Crucero al llegar a la ermita, con cruz De Calvario
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Frontal de la ermita de La Ganza
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Interior de la ermita de La Ganza
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Descansando en la ermita de La Ganza

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
En la ermita de La Ganza
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Camino de Peralta de la Sal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Llegamos a Peralta de la Sal e hicimos un pequeño recorrido por su casco urbano.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Señales indicativas
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Entrando en Peralta de la Sal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Rincón de Peralta de la Sal
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Casa natal de San José de Calasanz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Torre de la iglesia parroquial de Peralta de la Sal
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
San José de Calasanz
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Fachada del santuario de San José de Calasanz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez finalizado el recorrido por Peralta de la Sal, nos dirigimos a su afamado salinar, que está declarado como Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Aragón. Su extensión es enorme y consta de 256 salinas o pozas de evaporación de agua, aunque en siglos pasados llegó a superar el número de 350. Estuvo funcionando hasta no hace muchos años.

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Salinar de Peralta de la Sal
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Lo que era la caseta del guarda, en el salinar de Peralta de la Sal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Salinar de Peralta de la Sal
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Salinar de Peralta de la Sal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
De vuelta a Peralta de la Sal, final de nuestra ruta de hoy

Al finalizar esta ruta, que resultó ser muy interesante, quedamos otra vez citados para visitar este lugar, pues, nos han quedado pendientes de visitar el castillo de La Mora, la playa Fósil de la era terciaria, los pozos de hielo de Zurita, el barranco de Gabasa, …… ¡Volveremos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena el capcha para publicar tu comentario. *