Ruta circular entre Castigaleu y Cajigar

Ruta circular con inicio y final en Castigaleu, pasando por Cajigar
20-abr-2019 — 18 km — 480 m de desnivel.

 

Nos hallamos en la parte más oriental de la Comarca de Ribagorza, en lo que es una gran altiplanicie de unos 900/1000 m de altitud media, nexo de unión entre las septentrionales sierras de Sis y Berganuy con la más meridional de Lagüarres. Un territorio situado entre los ríos Isábena y Noguera Ribagorzana y que el río Cajigar surca por su eje central, en el sentido N-S. De superficie ligeramente ondulada, producto de la intensa labor erosiva realizada por los numerosos barrancos que drenan su orografía.

 

Camino de Cajigar
Camino de Cajigar

El paseo se ha desarrollado por el interfluvio de los ríos Isábena y Cajigar, siguiendo las marcas del GR-18 y la BTT 9 de los Senderos de Castigaleu. Muy endeble la señalización del GR-18 —igual de deficiente que las del cercano GR-1—, teniendo que seguir la ruta más bien por intuición, las  señales no son claras y ni tampoco bien pintadas; ¡una pena! Menos mal que el paisaje y las excelentes vistas que nos depara la ruta vienen a paliar un tanto las carencias de señalización al disfrutar de buenas panorámicas, como las que nos ofrece el alto de Santa Waldesca (1158 m) sobre la gran cicatriz esculpida por el río en el valle del Isábena.

 

 

El Tozal del Mall en primer lugar
El Tozal del Mall en primer lugar

 

Castigaleu

Inicio y final del recorrido. Asentado sobre la parte más alta de la ladera derecha en el curso medio del río Cajigar. Cruce de carreteras y también intersección de los GRs-1 y 18. Destaca la iglesia de San Martín (siglo XVI), con su torre campanario octogonal y sus garitones defensivos adosados —esta iglesia, durante las guerras de la Independencia, en 1808, y de la incivil de 1936, fue saqueada y destruidas sus imágenes.

 

 

Castigaleu. San Martín
Castigaleu. San Martín

 

 

Castigaleu
Castigaleu

 

Estamos en lo que se llama La Lámina de Boixols, en lo que son las Sierras Interiores y donde proliferan materiales calcáreos marinos, del Jurásico y Cretácico (200/150 mills/años). Un espacio recubierto de extensos afloramientos de conglomerados del Oligoceno (30/35 mills/años), que dan lugar a majestuosos mallos y que constituyen a modo de retazo, como si de ‘cerros testigos’ se trataran —el Tozal del Mall; el Tozal del Mediodía; o el Tozal de los Moros y su espectacular Brócolo; …— de lo que fueron antiguos recubrimientos detríticos de la llamada sierra de Sis, mucho antes de que los agentes erosivos actuaran y modelaran los relieves que contemplamos en la actualidad. En los años 60 se prodigaron los sondeos petrolíferos por aquí.

 

Vertientes del río Cajigar
Vertientes del río Cajigar

 

Casas aisladas salpican la geografía del entorno, como en una buena parte de Ribagorza, con su edificio principal y otros auxiliares para diversos usos, con sus pozos y pequeñas capillas, exentas en buena parte de los casos. Por lo general, su datación está entre los últimos tiempos del medievo y los primeros de la Edad Moderna, a las que podía accederse solo mediante antiguas sendas y veredas, o siguiendo los trazados de las cabañeras.

 

Casa Ramonico
Casa Ramonico
Capilla Casa Llebot
Capilla Casa Llebot

 

 

 

 

 

 

 

 

Estas Casas —núcleos unifamiliares— llegaron a representar lo que fue todo un tipo de organización social y jurídica en el Alto Aragón. ‘La casa’ se asimilaba a familia: un único heredero, sus hermanos —a los solteros se les llamaba ‘tiones’—, los hijos y, aquellos parientes con un mismo ascendiente, además de los acogidos y criados. Estaban regidas por un solo jefe: el padre o uno de los hermanos, que, por lo general, era el primogénito, al que los ‘tiones’ tenían que obedecer y respetar. El patrimonio no se podía dividir y ‘todos’ debían trabajar para ‘la casa’, a cambio tan solo de la manutención. Esta férrea y monolítica organización del heredero único, permitió sobrevivir durante mucho tiempo a este tipo de comunidades, a veces muy pequeñas. Si las familias y las voluntades se veían menguadas por el motivo o motivos que fueran, resultaba muy difícil seguir exprimiendo a esa ubre marchita que durante tantos siglos les permitió vivir.

 

Casa Bonaire
Casa Bonaire

 

Este sistema de heredero único y ‘tionaje’ se desmoronó cuando los ‘tiones’ comenzaron a germinar unos deseos emancipadores que les permitieran alcanzar nuevas situaciones: las repoblaciones forestales, los encauzamientos de barrancos, la construcción de pantanos y carreteras, la industrialización del estado, … así como la posibilidad de migrar hacia los nuevos pueblos de colonización que se levantaban en el llano; todo contribuyó a ello. Se ofrecían puestos de trabajo remunerados que estimulaban las ambiciones de libertad y de ser independientes de los no herederos.

 

Casa Estarán
Casa Estarán
Santa Waldesca
Santa Waldesca

 

 

 

 

 

 

 

 

El hombre que, durante muchos años, colonizó y dejó su impronta sobre el paisaje al final tiene que abandonar, es expulsado: se produce un éxodo rural masivo.  Los nuevos modos de vida tratan de borrar dichas marcas y conllevan las pérdidas de identidad de la clase campesina y el ninguneo clasista que, en la mayoría de las veces, tuvieron que padecer. El éxodo ha representado la muerte de una forma de ser, de entender y de vivir la vida, ha arruinado a muchas comarcas y pueblos, sobre todo los más pequeños con difíciles accesos.

 

Casa Sino
Casa Sino

 

Estas Casas solitarias que ahora vemos, algunas todavía habitadas, otras reformadas y rehabilitadas, pero muchas en situación calamitosa y ruinosa, se levantaron con piedras y materiales extraídos del propio terreno, pero, poco a poco, si no se adoptan medidas, volverán a éste en forma de ruinas hasta convertirse en polvo.

 

Casa Llenero
Casa Llenero

 

 

Cajigar/Quixigá

Aquí se acaba la carretera. Si queremos ascender a la sierra de Sis o dirigirnos hacia las estribaciones de la sierra de Berganuy, deberemos hacerlo por pista. Un lugar que vivió del carbón —no está muy lejos la mina Eulalia cerrada desde hace unas pocas décadas—, de los cortes de madera, del paso de las cabañeras… y que ahora, poco a poco, se ve abocado al abandono y al silencio. Un lugar donde destaca la hermosa iglesia de Santa María (siglo XI) y que, en sus inicios, llegó a pertenecer al Monasterio de Labaix y posteriormente al de Alaón. Junto al casco urbano se levanta la ermita de Nuestra Señora del Rosaro (siglo XVII).

 

Cajigar
Cajigar

 

 

Cajigar
Cajigar

 

 

Cajigar. Nuestra Señora del Rosario
Cajigar. Nuestra Señora del Rosario

 

 

Por aquí pasaba, y pasa, la antigua cabañera que, subiendo desde Castigaleu se dirige a la sierra de Sis para continuar hacia el Valle de Arán —esta cabañera baja hasta La Litera y el Bajo Cinca— después de haber cruzado longitudinalmente Ribagorza.  Las cañadas (en Aragón cabañeras), son antiquísimos caminos para el paso de los rebaños en sus ciclos trashumantes desde las tierras —donde pacen en invierno— a las sierras pirenaicas —buscando el pasto fresco de los veranos—.

 

En la cabañera Castigaleu - Cajigar
En la cabañera Castigaleu – Cajigar

 

 

A lo largo del camino son muchas las ermitas que se utilizaban como refugios de pastores y no era raro que estos hicieran sus ofrendas para tener protección durante el trayecto.

 

 

Castigaleu. San Pedro
Castigaleu. San Pedro

 

 

Estos procesos anuales de trashumancia, repetidos durante siglos, llegaron a conformar la vida y la sociedad de los pueblos. Durante muchas centurias fueron las rutas de penetración y difusión de culturas o de manifestaciones folklóricas, así como de intercambios comerciales; desarrollando, a su vez, unas características propias y artesanales de productos relativos al pastoreo (esquilas, cuchillos, collares de madera decorados, tijeras, prendas de vestir para los pastores, calzado, …) además de la transmisión de mitos o determinadas creencias relacionadas con los malos espíritus, las tormentas y las enfermedades.

 

Cabañera
Cabañera
Cabañera
Cabañera

 

 

 

 

 

 

 

 

Sería interesante que estas rutas se pusieran en valor, para conocimiento de la gente y que pudieran visitarlas y caminar por ellas. ¡Valdría la pena! Podrían ser un buen revulsivo turístico para el mundo rural.

 

Cabañera
Cabañera
Balsa para el ganado en la cabañera
Balsa para el ganado en la cabañera

 

 

 

 

 

 

 

 

Otra ruta realizada por los alrededores fue: ‘Ruta por Cajigar e Iscles’

 

 

 

Powered by Wikiloc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena el capcha para publicar tu comentario. *