Ruta por La cresta del Balced

Si de algo nos tenemos que sentir orgullosos los oscenses, además de un bello Pirineo para disfrutar de sus paisajes, es poder tener una fácil accesibilidad a unos  parajes tan bonitos como son los de la Sierra de Guara con su compleja orografía, dotada de unas pefectas redes dentríticas de cañones y barrancos que vierten sus aguas a los ríos que la surcan, tales como el Alcanadre, el Vero, el Balced, el Guatizalema y algunos otros, y disfrutar de bonitas vistas sobre todo un  entorno natural de bella factura.

El 7 de julio de 2014, efectuamos el recorrido siguiendo el antiguo camino de los carboneros por la sierra de Balced, entre Las Almunias y Rodellar; ha durado un poco más de cuatro horas, dos horas y media de subida a las crestas y hora y media de bajada hasta el pueblo de Rodellar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Las Almunias de Rodellar, inicio de la ruta
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Subida al Collado de Las Almunias, por la llamada senda de los carboneros

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Desde el collado, vista de Las Almunias, con el impresionante cañón, por donde discurre el río Alcanadre, como fondo

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Una vez coronado el Collado de Las Almunias, la subida se prolonga camino de las Crestas la cual resulta un poco larga, pero el paisaje nos compensa sobradamente del esfuerzo.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Bella estampa del valle de Rodellar, con el Somontano como fondo
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Cañon por donde discurre el río Alcanadre, poco antes de recibir las aguas del Mascún

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
En primer término Las Almunias, al fondo el pueblo de Pedruel
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Vista de Rodellar en el fondo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Senda de subida a las Crestas de Balced
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Vista del valle de Rodellar, con el Somontano como fondo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
El Cabezo de Guara en primer término

 

Llegando a la cima, la panorámica se expande, con bonitas vistas a las dos vertientes de la sierra de Balced, a un lado el valle de Rodellar y al otro el impresionante cañón del río Balced, con la sierra de Sevil enfrente y al fondo los Pirineos con la peña Montañesa, la sierra de Ferrera y el macizo de Cotiella, con el añadido de nuestro querido Turbón.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Coronada la cima del Balced
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
El macizo de Cotiella y los Pirineos al fondo
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
El cañón del río Balced y la sierra de Sevil
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Al fondo el macizo de Cotiella, la peña Montañesa y sierra Ferrera

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
El Turbón asomando por detrás de la sierra Sevil
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
En el fondo del barranco, discurre plácidamente el río Balced

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Iniciamos el descenso por un prolongado y empinado sendero, de excesiva pendiente, que, en poco más de hora y media, nos acercó al pueblo de Rodellar.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Altiplanicies de la sierra de Guara, donde se hallan varios pueblos abandonados, como Otín y Nasarre
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Rodellar al fondo, con el río Mascún a su derecha y el cañón del río Alcanadre a su izquierda, y el Cabezo vigilante

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
El pueblo de Rodellar
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Cheto con la ermita de la Virgen del Castillo, aunque ésta casi no se ve por estar mimetizada con el entorno

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya llegando a Rodellar, final de nuestra ruta, nos encontramos con una de serie de caminos de  interminables paredes de piedra que los flanquean, demostrando el gran trabajo que realizaron en épocas pasadas las gentes que allí habitaban .

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
El pueblo de Rodellar, final de nuestra ruta de hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena el capcha para publicar tu comentario. *