Ruta entre Fonz y Calasanz

Alins del Monte. San Juan
Alins del Monte. San Juan

Caminata de poco más de 15 km. por lo que fueron antiguos dominios del Condado de Ribagorza, y que hoy se reparten entre las Comarcas de Cinca-Medio y La Litera. El día, 30 de mayo de 2016, ha sido fantástico para la práctica senderista, con buen sol y algunas pequeñas rachas de viento que refrescaban el ambiente, y, solo al final,  ha hecho algo de mella la calor, pero ha resultado bastante llevadera.

Hemos iniciado la ruta en el pueblo de Fonz, para dirigirnos hacia el pueblo de Alins del Monte, primero a través del GR-18 y después continuar por el GR-23 hasta Calasanz. Un camino rodado, en buen estado de conservación, que ha ido alternando su paso por entre pinares y fincas bien cultivadas, siempre en ascenso con una suave pendiente, sin ningún tipo de dificultades. Esta fue una andada que hicimos hace ahora tres años, pero en sentido inverso (recuerdo que con niebla consistente a pesar de ser el mes de mayo), y queríamos repetirla porque ya entonces nos agradó el recorrido y, la verdad sea dicha, sigue sin defraudarnos.

Camino de Alins del Monte. Caminantes de alpargata
Camino de Alins del Monte. Caminantes de alpargata

 

Sobre el bonito pueblo de Fonz, no voy a añadir nada más a lo que ya he manifestado en otras ocasiones, pues, actúa casi como una constante en nuestros itinerarios. Hemos hecho ya varias rutas con inicio o final en esta localidad, algunas de las cuales están colgadas en este blog, otras no. (Ver: “”Estadilla – Fonz””; “”Fonz – Cofita, circular””; “”Fonz – Estadilla – Estada””). Así pues, no hay más comentarios.

 

Fonz. Fuente de los seis caños
Fonz. Fuente de los seis caños
Fonz. Palacio Barones de Valdeolivos
Fonz. Palacio Barones de Valdeolivos

 

 

 

 

 

 

 

 

Fonz. Plaza Mayor
Fonz. Plaza Mayor
Fonz. Camino de Alins del Monte
Fonz. Camino de Alins del Monte

 

 

 

 

 

 

 

 

Nos encontramos en las estribaciones de la sierra de la Carrodilla (pico Buñero – 1109 m -), por su parte más meridional, en sus inicios una especie de vaguada conformada por el húmedo valle del Palau, para luego, a partir de Alins del Monte, y hasta Calasanz, en un seco y quebrado territorio en el que el camino se va ajustando a las características del terreno y sus barrancos.

 

Camino de Alins del Monte
Camino de Alins del Monte
Camino de Alins del Monte
Camino de Alins del Monte

 

 

 

 

 

 

 

 

Camino de Alins del Monte. Valle del Palou
Camino de Alins del Monte. Valle del Palou
Camino de Alins del Monte
Camino de Alins del Monte

 

 

 

 

 

 

 

 

Alins del Monte (de topónimo árabe: “Alins” –el templo-, o “al-zany” –la fortaleza-), es un pueblo de corte típico defensivo, a resguardo de la sierra de la Solana (894 m), que forma parte de la sierra de la Carrodilla, y el Tozal de la Mesa (789 m), circunvalado por el profundo barranco Salado, que debe su nombre a varias fuentes de dicha índole. Es un pueblo que pertenece al municipio de Azanuy-Alins, ya en la Comarca de La Litera.

 

Camino de Alins del Monte
Camino de Alins del Monte
Llegando a Alins del Monte
Llegando a Alins del Monte

 

 

 

 

 

 

 

 

Alins del Monte. Cruz de término
Alins del Monte. Cruz de término
Alins de Monte. Buen ejemplar de olivo
Alins de Monte. Buen ejemplar de olivo

 

 

 

 

 

 

 

 

Alins del Monte
Alins del Monte
Alins del Monte
Alins del Monte

 

 

 

 

 

 

 

 

Alins del Monte. Buen ejemplar de olivo
Alins del Monte. Buen ejemplar de olivo

 

En lo más alto del pueblo se hallan las ruinas de un antiguo castillo,  y junto al mismo está su restaurada iglesia parroquial, de San Juan,  cuya puerta de acceso tiene un arco de medio punto enmarcado por un trasdós con relieves de puntas de diamantes. Desde este lugar las vistas sobre La Litera y el valle del Cinca son espectaculares.

 

Alins del Monte. San Juan
Alins del Monte. San Juan
Alins del Monte. Portada de San Juan
Alins del Monte. Portada de San Juan

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Alins del Monte. Ruinas del castillo
Alins del Monte. Ruinas del castillo
Alins del Monte. Vistas de La Litera
Alins del Monte. Vistas de La Litera

 

 

 

 

 

 

 

 

Alins del Monte. Camino de Calasanz
Alins del Monte. Camino de Calasanz
Alins del Monte. Camino de Calasanz. Tozal de la Mesa
Alins del Monte. Camino de Calasanz. Tozal de la Mesa

 

 

 

 

 

 

 

 

A partir de Alins del Monte, hasta llegar a la población de Calasanz, el terreno se vuelve más abrupto y abarrancado. El camino se ajusta a la serpenteante ladera, de unos terrenos secos y calizos, donde ya se empiezan a vislumbrar sobre el terreno de muestras salitrosas. No hay que olvidar que al otro de lado de la sierra de la Carrodilla, tenemos las salinas de Aguinaliu-Juseu, en el propio Calasanz hay un antiguo salinar, y  a no mucha distancia de aquí está Peralta de la Sal con sus extensas salinas, hoy en día inoperantes. Estamos ya en lo que es la cuenca del río Sosa.

 

Camino de Calasanz
Camino de Calasanz
Gabriel haciendo un ramo de flores para su señora
Gabriel haciendo un ramo de flores para su señora

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Camino de Calasanz
Camino de Calasanz
Llegando a Calasanz. San Bartolomé
Llegando a Calasanz. San Bartolomé

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un poco antes de llegar a Calasanz, por un pequeño desvío a nuestra izquierda accederemos al Pozo de Hielo y a las antiguas salinas, hoy en desuso, pero que ya eran explotadas en época romana y mucho más en la musulmana.

 

Calasanz. Interior pozo del hielo
Calasanz. Interior pozo del hielo

 

Calasanz. Salinas
Calasanz. Salinas
Calasanz. Salinas
Calasanz. Salinas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Más adelante, ya cerca del pueblo, nos encontramos lo que fue su antigua fuente, con su típico conjunto de abrevadero y lavadero, todo ello ya caído en el más absoluto de los abandonos. Debido al recrecimiento del camino y su asfaltado, la fuente ha sido cubierta en parte.

 

Calasanz. Antigua fuente
Calasanz. Antigua fuente
Calasanz. Antiguo lavadero
Calasanz. Antiguo lavadero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Calasanz, cuyo nombre proviene del árabe (“”Qalat-Sany””, que significa castillo), es un pueblo de antiguas casas señoriales (siglos XVII/XVIII),  algunas de las cuales tienen unas estupendas portadas. Su casco urbano tiene como eje central una larga calle, que se extiende a los pies del escarpe en cuya parte más alta permanecen lo que son las ruinas del antiguo castillo y donde se levanta y sobresale la bella ermita de estilo rómanico, de San Bartolomé apóstol.

 

Calasanz
Calasanz
Calasanz
Calasanz

 

 

 

 

 

 

 

 

Calasanz. Casa Plana
Calasanz. Casa Plana

 

Calasanz, que actualmente pertenece al municipio de Peralta de Calasanz,  después de varios intentos fallidos, en agosto de 1103,  fue conquistado por el rey Pedro I,  y su esplendorosa ermita fue consagrada el día 24 de dicho mes por el obispo Poncio de Barbastro, con unas reliquias recibidas del papa Urbano II. Al final de la larga calle del pueblo, se halla la iglesia de San Cipriano (siglo XVI).

 

Calasanz. Ermita de San Bartolomé
Calasanz. Ermita de San Bartolomé
Calasanz. Interior ermita de San Bartolomé
Calasanz. Interior ermita de San Bartolomé

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Calasanz. San Cipriano
Calasanz. San Cipriano

 

Calasanz
Calasanz
Calasanz
Calasanz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entre los tres municipios que hemos visitado (Fonz – Azanuy.Alins – Peralta de Calasanz), a principios del pasado siglo XX llegaron a sobrepasar con creces los 4000 habitantes; hoy, apenas superan el millar. Antaño era un territorio rico en producciones agrícolas, sobre todo aceite, almendras y cereal, además de las explotaciones salinas y algo de minería en las estribaciones de la sierra de la Carrodilla así como producciones de carbón vegetal, hoy está afectado muy seriamente por la despoblación, fruto de los cambios sociales habidos durante el transcurso de la pasada centuria. ¡Una pena!

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena el capcha para publicar tu comentario. *