Subida a la Ermita de La Espelunga

Monasterio de San Victorián
Monasterio de San Victorián

Subida a la Ermita de la Espelunga desde el Monasterio de San Victorián, por el PR HU-43, con un desnivel de poco más de 300 metros y una distancia algo superior a los 2 kms. El ascenso, a través de un sendero, es cómodo y muy agradable, en la que se prodigan unas excelentes vistas sobre el Valle de la Fueva Alta y de los llanos de La Cabezonada y Fuendecampo, con un buen telón de fondo hacía el sur como es la Sierra de Arbe.

La excursión por las faldas de la Piedra Montañesa, incluida dentro de lo que es la Sierra Ferrera, la hemos realizado el 16 de marzo de 2015, en un día un tanto gris y fresquito con unas nubes amenazantes que envolvían toda la cumbre de lo que es la Piedra Montañesa, habiendo llegado a caer, en algún momento, pequeños copos de nieve que presagiaban males mayores, pero al final no ha sido así.

La partida la hemos hecho desde el mismo Monasterio de San Victorián, lugar con siglos de antigüedad y mucha historia acumulada, muy respetado y protegido por reyes y papas y que llegó a ser el centro espiritual, político y económico del Sobrarbe y de parte de La Ribagorza. A partir del siglo XVI, por conveniencias reales y eclesiásticas, se inició la decadencia de este otrora importante cenobio, y fue con la Desamortización de Mendizabal, a mediados del siglo XIX, cuando ya se le dio el golpe de gracia. Posteriormente, y ya durante el transcurso del siglo XX, siguió sufriendo diversas agresiones, llámese guerra civil, desmantelamiento del mismo, traslado de pinturas y diversas obras de arte a otros lugares, lo que acabó por dejarlo en situación muy decadente y ruinoso.

Antigua puerta de entrada al Monasterio de San Victorián
Antigua puerta de entrada al Monasterio de San Victorián

 

 

Monasterio de San Victorián. Parte del grupo al inicio ruta
Monasterio de San Victorián. Parte del grupo al inicio ruta
Monasterio de San Victorián
Monasterio de San Victorián

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Monasterio de San Victorián
Monasterio de San Victorián
Monasterio de San Victorián. Parte del grupo
Monasterio de San Victorián. Parte del grupo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nubes amenazantes sobre Peña Montañesa
Nubes amenazantes sobre Peña Montañesa
Senda de subida a La Espelunga
Senda de subida a La Espelunga

 

 

 

 

 

 

 

 

Al poco de iniciar la subida nos encontramos con la Ermita de San Antón, lugar donde, al parecer,  se sigue realizando una romería anual. Se halla en buen estado de conservación, no así las pinturas que decoraban su interior, las cuales han sido victimas de personas carentes de civismo y se halla garabateadas. El lugar sirve como refugio de caminantes ante las inclemencias del tiempo e incluso, a buen seguro, será espacio para pernoctar en determinadas épocas.

 

Llegando a la Ermita de San Antón
Llegando a la Ermita de San Antón
Ermita de San Antón
Ermita de San Antón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Interior Ermita de San Antón
Interior Ermita de San Antón
Pinturas interior Ermita de San Antón
Pinturas interior Ermita de San Antón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ermita de San Antón. Camino de La Espelunga
Ermita de San Antón. Camino de La Espelunga
Senda de subida a La Espelunga
Senda de subida a La Espelunga

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vistas del Valle de La Fueva, subiendo a La Espelunga
Vistas del Valle de La Fueva, subiendo a La Espelunga
Barranco La Banera
Barranco La Banera

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el barranco de La Banera
En el barranco de La Banera
Piedra de San Victorián o de La Espelunga
Piedra de San Victorián o de La Espelunga

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Subiendo a La Espelunga. La sierra de Arbe al fondo
Subiendo a La Espelunga. La sierra de Arbe al fondo
Subiendo a La Espelunga
Subiendo a La Espelunga

 

 

 

 

 

 

 

 

Monumental roble, subiendo a La Espelunga
Monumental roble, subiendo a La Espelunga

 

Estamos llegando al Corral de los Caballos, lugar donde se dejaban estos animales cuando se ascendía a la ermita. A partir de allí ya queda poco para llegar a la Ermita de La Espelunga.

 

Corral de los Caballos
Corral de los Caballos
Ermita de la Espelunga
Ermita de la Espelunga

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde La Espelunga, una vista de La Fueva
Desde La Espelunga, una vista de La Fueva
Últimas rampas para llegar a La Espelunga
Últimas rampas para llegar a La Espelunga

 

 

 

 

 

 

 

 

Según la tradición, este lugar fue el elegido por San Victorián para cobijarse y vivir como un ermitaño. Siglos más tarde fue construida la ermita rupestre. El nombre de espelunga significa “cueva”.

 

La Espelunga. Casa el santero
La Espelunga. Casa el santero

 

Fachada de la Ermita de La Espelunga
Fachada de la Ermita de La Espelunga
Interior de la fachada de la Ermita de La Espelunga
Interior de la fachada de la Ermita de La Espelunga

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Puerta de entrada a la Ermita de La Espelunga
Puerta de entrada a la Ermita de La Espelunga
Interior de la Ermita de La Espelunga
Interior de la Ermita de La Espelunga

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ermita de La Espelunga. El retablo es una copia del original
Ermita de La Espelunga. El retablo es una copia del original
En la Ermita de La Espelunga
En la Ermita de La Espelunga

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gran base de tronco de un roble en La Espelunga
Gran base de tronco de un roble en La Espelunga
Valle de la Fueva Alta
Valle de la Fueva Alta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez finalizada la excursión y ya de vuelta para casa, paramos un momento para hacer unas fotografías a la cercana Ermita de La Virgen del Pilar

Ermita de La Virgen del Pilar
Ermita de La Virgen del Pilar
Ermita de La Virgen del Pilar
Ermita de La Virgen del Pilar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena el capcha para publicar tu comentario. *