Ruta circular por la ubaga de Graus

Paseo matinal por los alrededores de Graus, que efectuamos el 26/09/14. El día nos amaneció con un poco de neblina, que impedía una correcta visión del paisaje, pero, a medida que iban pasando las horas, fue despejándose hasta tener una jornada soleada.

 El recorrido tenía como objeto completar la ruta de la ubaga, que nos llevará por la antigua ermita templaria o también llamada de San Miguel, desviándonos un corto trecho del camino marcado, de ida y vuelta, para ir a conocer unos antiguos Pozos de Cal, que están en desuso desde hace muchos años, por lo menos así lo prueba la vegetación arbórea que ha crecido por el entorno.

Comenzamos a los pies de la iglesia parroquial de San Miguel, para ascender por el también barranco de San Miguel, hasta llegar a la Piedra Plana.

 

Graus. Pozo del hielo. Tiene superpuesta una edificación de ladrillo, a modo de pajar.
Pozo de hielo, camino de la Piedra Plana. Tiene superpuesta una edificación de ladrillo a modo de pajar
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Iglesia parroquial de San Miguel

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Túnel que desvía las aguas del barranco de San Miguel. Obra realizada durante los años 60 de la pasada centuria
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Posando parte de los componentes del grupo en la fuente del Torroc

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Fuente del Torroc
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Señal indicativa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
La Piedra Plana, lugar tradicional en las romerías a la ermita de San Pedro, donde, al atardecer en la bajada, se celebraban meriendas y bailes
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Panel explicativo en la Piedra Plana

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez hemos superado la Piedra Plana, nos desviamos a la derecha para dirigirnos a la zona de la ubaga, donde se halla la ermita templaria, pero antes pasaremos por los antiguos Pozos de Cal, que están bastante ocultos en un pequeño pinar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Vista de la ermita de San Pedro, desde la Piedra Plana
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Vista del Corazón de Jesús, desde el camino de la ubaga. En su parte más alta, se hallan las ruinas de lo que llegó a ser un castillo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Desde el camino de la ubaga, vista del despoblado de Puycremá
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Ya estamos acercándonos a los Pozos de Cal, se observan moles de piedra caliza por los alrededores, que se quedaron sin trocear para el horno

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Uno de los Pozos de Cal, que todavía se conserva, de unos 3 m de diámetro por unos 6 m de profundidad, aproximadamente.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
El otro Pozo de Cal, ya derruido

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
“La boca” de uno de los Pozos de Cal, que servía para alimentar el fuego y la posterior extracción de fragmentos
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
A los pies de unos de los Pozos de Cal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
En los Pozos de Cal
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
En los Pozos de Cal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Inmediaciones de los Pozos de Cal
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Pozos en desuso desde hace mucho años, como así lo atestigua la masa arbórea que ha crecido por los alrededores

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez abandonamos los Pozos de Cal, retornamos al camino que nos va a conducir a la ermita templaria, llamada también de San Miguel

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Abandonando los Pozos de Cal, vista de la partida de “Las Planas”, con el Corazón de Jesús y el pantano de Barasona al fondo
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Senda que nos llevará, a través de la ubaga, a la ermita templaria de San Miguel

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Señales indicativas
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Un momento de reposo, antes de acceder a la ermita templaria

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Llegando a la ermita templaria, del siglo XII, y de la que se sabe muy poco
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Tumba antropomorfa, en los alrededores de la ermita templaria

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Arco abocinado en uno de los laterales de la ermita templaria o de San Miguel
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Portal de entrada a la ermita templaria, con su arco de medio punto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Interior de la ermita templaria, en estado ruinoso
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Interior de la ermita de los templarios. Se trata de la pared opuesta al ábside

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Muro lateral de la ermita templaria o de San Miguel

 

Una vez visitada la ermita templaria o de San Miguel, iniciamos el recorrido de vuelta hacia Graus, dirigiéndonos primero hacia el camino de acceso al despoblado de Grustán, para descender por él y pasar por la fuente de Regrustán ya entrando en Graus.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Iniciamos la senda de subida que nos llevará hasta el camino de Grustán
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Ya va asomando la torre del campanario de la iglesia de Santa Maria, del despoblado de Grustán

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Señales indicativas, cuando accedemos al camino de subida a Grustán
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Vista de Torres de Ésera, y al fondo el pueblo de Benavente de Aragón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Fuente de Regrustán
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Llegando a Graus, la gorga de los caballos en el río Ésera; en otros tiempos lugar emblemático de los baños refrescantes veraniegos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena el capcha para publicar tu comentario. *