Ruta por Angües – Bespén – Blecua – Antillón

Un paseo entre Angües y Antillón
7-oct-2015 — 14 kms

De nuevo un recorrido por la Comarca de la Hoya de Huesca/Plana de Uesca, esta vez por los pueblos de Angües, Bespén, Blecua y Antillón, ubicados en la parte sureste de lo que es la Comarca y lindando con  el Somontano de Barbastro, en el que el río Alcanadre actúa como de línea divisoria.

Buen recorrido con una buena temperatura y jornada apropiada para la práctica del senderismo por este territorio de transición entre las sierras prepirenaicas y el valle del Ebro, en el que abundan las carrascas, almendros, olivos y el viñedo (siempre se ha caracterizado por ser una zona productora de recios vinos), además de un relieve suave.

Angües. Camino de Bespén
Angües. Camino de Bespén
Angües. Camino de Bespén
Angües. Camino de Bespén

 

 

 

 

 

 

 

 

La Comarca de la Hoya de Huesca/Plana de Uesca, ha sido siempre la gran desconocida de la provincia, sobre todo en lo que concierne a la parte sur de la N-240, al caer un tanto a desmano de lo que son las rutas tradicionales. Los pequeños pueblos que salpican esta porción del territorio, que todos tienen sus peculiaridades y que todos merecen ser visitados, son pueblos que, como otros muchos del Altoaragón, han apreciado un especial cuidado en la restauración de buena parte de sus viejas casas; esta labor de rejuvenecimiento proporciona a los que los visitan una sensación agradable dando muestras de que quieren actualizarse y de que se perpetúe la memoria de lo que fueron sus viejos tiempos.

Angües. Camino de Bespén
Angües. Camino de Bespén
Torres de Montes. Camino de Bespén
Torres de Montes. Camino de Bespén

 

 

 

 

 

 

 

 

Bespén
Bespén
Blecua. Camino de Bespén
Blecua. Camino de Bespén

 

 

 

 

 

 

 

 

La Hoya de Huesca/Plana de Uesca, se halla encajada entre los ríos Gállego y Alcanadre, la Sierra de Guarra y la depresión del Ebro, es un territorio a caballo entre el llano y la montaña, desde unas escabrosas sierras prepirenaicas, al norte, hasta unas extensas llanuras en su parte meridional, en una franca transición a ambientes esteparios del valle del Ebro. La Comarca se halla surcada por una compleja red hidrográfica, que comprende, además de los ya citados ríos Gállego y Alcanadre, al Isuela, Flumen, Guatizalema, Calcón o Formiga.

 

Sierra de Guara. Camino de Bespén
Sierra de Guara. Camino de Bespén
Sierra de Guara. Camino de Antillón
Sierra de Guara. Camino de Antillón

 

 

 

 

 

 

 

 

Comenzamos la ruta en Angües, desde donde, después de visitar su núcleo urbano, nos hemos dirigido hacia el pueblo de Bespén, pasando antes por la finca denominada El Pardo, la cual se halla en la actualidad, aparentemente,  sin actividad alguna.

 

Angües. Fuente y abrevadero
Angües. Fuente y abrevadero
Angües. Lavadero
Angües. Lavadero

 

 

 

 

 

 

 

 

Angües. Nuestra Señora de la Purificación
Angües. Nuestra Señora de la Purificación

 

Angües. Pozo-Fuente
Angües. Pozo-Fuente
Angües. Pozo-Fuente
Angües. Pozo-Fuente

 

 

 

 

 

 

 

 

El Pardo. Camino de Bespén
El Pardo. Camino de Bespén
El Pardo. Camino de Bespén
El Pardo. Camino de Bespén

 

 

 

 

 

 

 

 

Destaca en este término municipal, el paso existente sobre el río Alcanadre hacía la cercana población de Lascellas; en el cruce de dicho río, existen restos de lo que fue un antiguo puente medieval y de uno colgante, aguas arriba, permaneciendo actualmente en servicio el de la carretera nacional, el llamado “puente de Arbex”, y el viaducto de la autovía. El antiguo puente medieval, del que hoy solo quedan restos, ha sido, desde tiempo inmemorial, el lugar donde se realizaban las Capitulaciones Matrimoniales, acudiendo todos los pueblos de la redolada a este punto para capitular y concertar los matrimonios.

Angües. Río Alcanadre. Restos puente medieval y estación de aforo
Angües. Río Alcanadre. Restos puente medieval y estación de aforo
Angües. Puente de Arbex sobre el río Alcanadre
Angües. Puente de Arbex sobre el río Alcanadre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muy cerca de Angües, discurre el cauce fluvial del río Alcanadre, que nace en la sierra de Galardón, cuyo lecho está profundamente excavado entre acantilados que impiden que del mismo puedan derivarse acequias para regar los secos terrenos colindantes. Es un río bastante caudaloso y no presenta estiajes de importancia.

 

Río Alcanadre a su paso por el puente de Junzano
Río Alcanadre a su paso por el puente de Junzano

 

En el trayecto a Bespén, tuvimos que sortear la importante barrera que supone la construcción de la autovía, pues nos encontramos con el camino cortado. Nada mejor que pasar por debajo, a través de unos de los de los tubos de desagüe.

Cruzando la autovía, camino de Bespén
Cruzando la autovía, camino de Bespén

 

Todo el itinerario discurrió por unas tierras onduladas de cerros suaves y valles acunados, con llanuras limosas y de fondo plano y abundantes cerros de areniscas. Aunque con grandes problemas de arenización, la piedra arenisca se ha venido utilizando como material constructivo en los numerosos monumentos religiosos y edificaciones de todo tipo, ya sean militares o civiles, que se prodigan por la zona. Las afloraciones de arenisca, además de las curiosas formaciones geológicas que han ido formado, también han facilitado la excavación en ellas de profundas  bodegas y curiosas cuevas, lo que ha dado lugar al desarrollo de leyendas relacionadas con la religiosidad o la fertilidad.

Camino de Bespén
Camino de Bespén
Angües, camino de Bespén
Angües, camino de Bespén

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sierra de Guara y Angües
Sierra de Guara y Angües
Blecua, camino de Bespén
Blecua, camino de Bespén

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Afloramiento de piedra arenisca. Camino de Bespén
Afloramiento de piedra arenisca. Camino de Bespén
Afloramiento de piedra arenisca. Camino de Bespén
Afloramiento de piedra arenisca. Camino de Bespén

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sobre el pueblo de Bespén, sobresale lo que fue su antiguo castillo así como su iglesia románica de San Juan Evangelista, del siglo XI; en el pórtico de esta iglesia resaltan sus arquivoltas con un ajedrezado jaqués, sus lenguetas y diamantes, todo ello en piedra de arenisca y que ya necesita de una profunda restauración.

 

Camino de Bespén
Camino de Bespén
Bespén
Bespén

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bespén. Zona de recreo sin niños jugando
Bespén. Zona de recreo sin niños jugando
Bespén
Bespén

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bespén. San Juan Evangelista
Bespén. San Juan Evangelista
Bespén. Torre iglesia San Juan Evangelista
Bespén. Torre iglesia San Juan Evangelista

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bespén. Portada iglesia San Juan Evangelista
Bespén. Portada iglesia San Juan Evangelista
Bespén. Subida al castillo y San Juan Evangelista
Bespén. Subida al castillo y San Juan Evangelista

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde Bespén, nos dirigimos a Blecua y nos encontramos a mitad camino una curiosa fuente  con su abrevadero excavado en la roca, que nos llamó la atención. Es una pena que no haya una adecuada señalización al efecto, pues, el entorno lo descubrimos por casualidad, ya que estaba tapado por las ramas de los árboles.

 

Bespén. Camino de Blecua
Bespén. Camino de Blecua

 

 

Abrevadero excavado en la roca entre Bespén y Blecua
Abrevadero excavado en la roca entre Bespén y Blecua
Fuente entre Bespén y Blecua
Fuente entre Bespén y Blecua

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Llegamos a Blecua, situado sobre un pequeño cerro que domina las llanuras del piedemonte hasta la sierra de Guara. De este bien cuidado pueblo, no vimos su Pozo-Fuente ni el gran aljibe subterráneo que hay sobre su subsuelo, pero sí pudimos deleitarnos con el magnífico Museo Etnológico de Anselmo Buil, sus propietarios fueron muy amables y nos enseñaron todas las dependencias donde se halla ubicado el museo, así como las estancias de la casa que, antiguamente, fue dedicada a posada.

 

 

Blecua
Blecua
Blecua. Pared de sillares de arenisca
Blecua. Pared de sillares de arenisca

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Blecua. Museo Buil
Blecua. Museo Buil
Blecua. Museo Buil
Blecua. Museo Buil

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Blecua. Museo Buil
Blecua. Museo Buil
Blecua. Museo Buil
Blecua. Museo Buil

 

 

 

 

 

 

 

 

Blecua. Museo Buil. Instrumentos de la matanza
Blecua. Museo Buil. Instrumentos de la matanza
Blecua. Museo Buil. Comedor
Blecua. Museo Buil. Comedor

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Blecua. Museo Buil. Repisa para los cántaros
Blecua. Museo Buil. Repisa para los cántaros
Blecua. Museo Buil. Antiguo gramófono
Blecua. Museo Buil. Antiguo gramófono

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Blecua. Museo Buil. Antigua alcoba
Blecua. Museo Buil. Antigua alcoba
Blecua. Museo Buil. Curiosa aldaba
Blecua. Museo Buil. Curiosa aldaba

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez visitada la casa-museo, recorrimos su casco urbano y, además de su gran plaza e iglesia parroquial, nos acercamos hasta la iglesia-fortaleza de Santa Ana, adosada al antiguo castillo, la cual se halla asentada sobre un gran escarpe rocoso de piedra arenisca en cuya base hay excavadas unas antiguas bodegas.

 

Blecua. La Asunción de Nuestra Señora
Blecua. La Asunción de Nuestra Señora
Blecua. Pórtico La Asunción de Nuestra Señora
Blecua. Pórtico La Asunción de Nuestra Señora

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Blecua
Blecua
Blecua
Blecua

 

 

 

 

 

 

 

 

Blecua. Iglesia-fortaleza Santa Ana. Castillo
Blecua. Iglesia-fortaleza Santa Ana. Castillo
Blecua. Bodegas excavadas en la piedra
Blecua. Bodegas excavadas en la piedra

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde Blecua, y a través de la antigua calzada romana entre Ilerda y Osca, nos dirigimos a nuestro destino final, que no es otro que el pueblo de Antillón, población que fue muy importante allá por los siglos XI/XII, y en el que todavía se conservan parte de las murallas que cercaban su casco urbano medieval.

 

 

Blecua. Camino de Antillón
Blecua. Camino de Antillón
Blecua. Camino de Antillón
Blecua. Camino de Antillón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Blecua. Camino de Antillón
Blecua. Camino de Antillón
Camino de Antillón. Campos de almendros
Camino de Antillón. Campos de almendros

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bespén. Camino de Antillón
Bespén. Camino de Antillón
Antillón
Antillón

 

 

 

 

 

 

 

 

Antillón
Antillón
Antillón
Antillón

 

 

 

 

 

 

 

 

Antillón es un una población a medio camino entre Pertusa, Bespén o Blecua, por donde pasa la vía romana, hoy reconvertida en Camino de Santiago. Su iglesia es del siglo XII, de estilo románico, pero con sucesivas modificaciones y adiciones a lo largo de los tiempos, llamando la atención el sepulcro que cuelga en la pared exterior, el cual, dicen, mantiene los restos de Sancho de Antillón, un fiel caballero de Pedro II que  sufrió las consecuencias de la derrota en la batalla de Muret.

 

 

Antillón
Antillón
Antillón
Antillón

 

 

 

 

 

 

 

 

Antillón. Bodegas excavadas en la roca arenisca
Antillón. Bodegas excavadas en la roca arenisca
Antillón. Ermita de San Juan
Antillón. Ermita de San Juan

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Antillón
Antillón
Antillón. Antiguo horno medieval
Antillón. Antiguo horno medieval

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Antillón
Antillón
Antillón
Antillón

 

 

 

 

 

 

 

 

Antillón. Natividad de Nuestra Señora
Antillón. Natividad de Nuestra Señora
Antillón. Natividad de Nuestra Señora
Antillón. Natividad de Nuestra Señora

 

 

 

 

 

 

 

 

Antillón. Puerta de entrada de las murallas
Antillón. Puerta de entrada de las murallas
Antillón. Casa Sánchez
Antillón. Casa Sánchez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Antillón. Interior iglesia de Natividad de Ntra. Sra.
Antillón. Interior iglesia de Natividad de Ntra. Sra.
Antillón. Interior iglesia de Natividad de Ntra. Sra.
Antillón. Interior iglesia de Natividad de Ntra. Sra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Antillón. Interior iglesia de Natividad de Ntra. Sra.
Antillón. Interior iglesia de Natividad de Ntra. Sra.
Antillón. Sepulcro colgado en el exterior de la iglesia
Antillón. Sepulcro colgado en el exterior de la iglesia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Antillón. Antiguas murallas
Antillón. Antiguas murallas

 

 

Como ya he comentado en alguna que otra ocasión, es una zona que tiene un gran problema de despoblación así como envejecimiento de sus habitantes. La Comarca tiene una gran asignatura pendiente en cuanto a labores de asentamiento, dada la excesiva concentración existente en torno a la capital de la provincia.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena el capcha para publicar tu comentario. *